Follow by Email

viernes, 3 de junio de 2011

DEPENDENCIA EMOCIONAL: CODEPENDENCIA (Artículo publicado por Artritis Reumatoide)

DEPENDENCIA EMOCIONAL (CODEPENDENCIA)
La codependencia es el apego obsesivo a quien se ama. Es el deseo de controlar a los demás. Afecta a mujeres y hombres.
No es fácil detectar los comportamientos codependientes en nosotros mismos o en las personas a nuestro alrededor. Se trata de un tema relativamente nuevo. Más bien, por lo general, en nuestra cultura los síntomas de codependencia se confunden con actitudes buenas. La terapeuta norteamericana Robin Norwood esclarece estos conceptos.
Algunos síntomas de codependencia
•Interferir demasiado en la vida de nuestros familiares. Aun cuando se les impide crecer y se violen espacios privados, se considera erróneamente una forma de cariño.
•Volver a perdonar a una pareja que nos traiciona varias veces, puede aparentar paciencia.
•Escoger exclusivamente parejas con problemas graves, se interpreta como valor o altruismo.
•Tener un miedo aterrador a separarnos, se cree que indique amor.
•La obsesión se confunde con el enamoramiento.
Dónde se origina la adicción
En realidad se trata de actitudes destructivas, que se originan en el intento de llenar un vacío interior. Están presentes en aquellas personas que no han terminado de desarrollar su personalidad en la niñez. Estas personas huyen del dolor que les ocasionaría el análisis de traumas no resueltos.
El codependiente necesita que un ser querido le proporcione continuas preocupaciones y fuertes emociones con las cuales distraerse. Por esto escoge relacionarse con personas difíciles. El hecho de pensar que su pareja no sobreviviría sin su ayuda, y de creer que un ser autosuficiente no sería capaz de quererle, son síntomas de su baja autoestima, debida a su escasa madurez.
El codependiente imagina que su pareja cambiará gracias a su dedicación. Pero no desea que este tome la iniciativa de acudir a una terapia. En realidad, si su pareja se curara, la relación se acabaría.
Escoge una persona que no sepa darle amor. De lo contrario debería relacionarse sinceramente y dejar de tapar sus emociones. Prefiere enfrentar situaciones de profundo estrés antes que enfrentarse a sí mismo. No soporta la soledad.
Los medios de comunicación no animan a tener relaciones sanas
Desde hace más de dos décadas se difunden estudios específicos sobre codependencia. No obstante, como advierten los mismos escritos, radio y televisión transmiten masivamente relatos de amor dependiente. 'Morir por ti' y 'Morir sin ti' se consideran frases románticas. Algunas canciones hasta comparan el amor a una droga. Se cree que una novela de amor donde no haya excesivos sufrimientos no tendría éxito. El querer el bien del otro como el propio, el desear su felicidad y su crecimiento personal, son actitudes menos representadas en comparación con los sentimientos de apego.
A menudo los vecinos de una persona codependiente no la animan a curarse. Se limitan a decirle que su pareja no le merece, pero que su abnegación demuestra verdadero amor. En la relación entre familiares y entre amigos, con frecuencia se viven situaciones de dependencia.
Desear ser indispensables. Depender emocionalmente de las actitudes del otro. Perder el control de nuestras vidas, mientras luchamos para controlar a otros, según los expertos son índices de codependencia.
La familia disfuncional
El libro que más ha dado a conocer este tema fue escrito por Robin Norwood en 1985. Tras años de trabajo como terapeuta familiar, ella pudo notar que las parejas de adictos a drogas o alcohol procedían frecuentemente de una familia disfuncional. El término codependente es la generalización del término coalcohólico, con el cual los Alcohólicos Anónimos se refieren a sus parejas.
La familia disfuncional es aquella que no proporciona amor y protección a los menores. Estos niños muchas veces asumen el rol de padres de sus padres. Ayudan al adulto psicológicamente frágil y se acostumbran a hacerse cargo de sus sentimientos, olvidando la propia tarea de crecer.
¿Qué características tienen las parejas de los codependientes?
Según la experiencia de Robin Norwood, los hombres que sienten un vacío interior, tendencialmente lo llenan volviéndose adictos a drogas o alcohol, al deporte o al trabajo. Las mujeres, más a menudo se apegan obsesivamente a la pareja. El amor para ellas es una verdadera adicción. Si bien en menor número, también hay hombres codependientes.
La diferencia entre pasión y adicción es el poder disfrutar de algo en momentos oportunos, sin volverse esclavos. No utilizar esta costumbre para alienarse. Quien sea afectivamente inaccesible se convierte en pareja ideal para el codependiente. De hecho, la verdadera relación afectiva implica conocerse y darse a conocer y se establece entre individuos íntegros, que deseen acercarse y tener objetivos en común.
Qué profesiones escoge el codependiente
Por sus características, asegura Norwood, el codependiente tiende a escoger una profesión relacionada al cuidado de personas. Enfermería, psicología, asuntos sociales, enseñanza, entre otros. Aprender a relacionarse de forma sana en el trabajo es una dura tarea, en estos casos.
En su libro 'Las mujeres que aman demasiado' Robin Norwood indica que, para curarse, el codependiente debe buscar ayuda específica. Debe hacer de su curación una prioridad absoluta. Muchas veces puede ser difícil encontrar el profesional adecuado al cual acudir. Según afirma Norwood, la codependencia se puede curar asistiendo a un grupo de autoayuda. También es bueno complementar la terapia con el apoyo de un profesional, pero la asistencia a grupos de apoyo es imprescindible. Y por sí sola es suficiente.
Cómo funcionan los grupos de autoayuda y dónde se encuentran
Se trata de grupos de personas que reconocen ser codependientes y quieren aprender a vivir relaciones sanas y satisfactorias. En sus encuentros comparten experiencias vividas en primera persona sobre cómo han perdido el control a causa de los sentimientos. Verse reflejados en las experiencias de otros provoca una autocuración.
El proceso no es rápido porque se deben enfrentar los traumas infantiles que por tanto tiempo se habían escondido. Se van adquiriendo actitudes nuevas, deshaciéndose de las viejas. El programa se basa en los 12 pasos de Alcohólicos Anónimos, y en la fe, como cada uno desee expresarla. Es preciso dejar el control obsesivo del ambiente por parte de la racionalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario